viernes, febrero 05, 2010

El señor presidente 2010 II: el caso Bayly

Jaime Bayly ¿presidente?

Carlos Meléndez elaboró un análisis muy sucinto y claro acerca de los factores que explican el porqué de la simpatía electoral hacia el aún virtual candidato a la presidencia Jaime Bayly. Hasta ahora es el análisis más concreto que he leído al respecto y que va al fondo del asunto : ¿por qué alguien como Bayly tiene tanta aceptación en nuestro país cuando no se sabe si postulará o no a la presidencia? ¿Su participación banaliza las elecciones? ¿qué partidos se ven afectados con su ingreso a la arena política?

Luego de que Bayly anunciara que le gustaría ser presidente entre broma y broma, diversos periodistas y analistas políticos desestimaron tal proyecto. Interpretaron que se trataba de otra maniobra mediática para llamar la atención como era su costumbre, es decir, no lo tomaron en serio. Pero cuando las encuestas comenzaron a ubicarlo en lugares expectantes por encima de PPK, Marco Arana, Yehude Simon y todos los demás, y tan solo a un punto de Ollanta Humala, ya no es posible seguir tomando a la ligera la posible postulación del otrora "Niño terrible" de los 90.

Explicar las causas de un fenómeno no implica justificar el resultado de las mismas, sino que se trata de un esfuerzo por brindar una explicación. Siguiendo lo mencionado por Meléndez, tenemos que en el Perú la crisis de los partidos políticos se evidencia en la personalización del proyecto político partidario en la imagen del líder, que, en la mayoría de casos, es considerado el candidato natural de la agrupación, puesto que no se realizan elecciones internas que motiven un debate de propuestas. El carisma, la simpatía, el protagonismo mediático o los asuntos de índole privada toman mayor importancia que la difusión del plan de gobierno. El líder de un partido, alianza o movimiento emergente que saque partido de estas características sentirá la suficiente seguridad como para afirmar todo aquello que le plazca y que sepa que tendrá un eco inmediato en la opinión pública. Frente a ello, las ideas inteligentes, el debate alturado o los análisis acuciosos quedan al margen, lamentablemente, para el gran público.

El personalismo de un proyecto político es muy perjudicial para la democracia de partidos porque no solo todo el poder de decisión se concentra en un individuo y sus allegados, sino que el culto a la personalidad aflora de manera inevitable, toda vez que los seguidores no ven otra alternativa dentro de su agrupación. De esta manera, el espíritu crítico se nubla y da paso a la condescendencia cómplice, lo cual insufla de seguridad, y a veces de soberbia, al líder. Muestra de este personalismo es que, en muchas oportunidades, el nombre del partido o la ideología que lo sustenta termina siendo un "ismo" derivado del nombre del líder fundador: marxismo, maoísmo, leninismo, fujimorismo, toledismo, odriísmo, peronismo, etc. (actualmente, algunos analistas consideran vigente la dicotomía hayismo vs. alanismo).

No quiere decir esto que el baylysmo vaya a ser en la nueva ideología de moda ni que pueda convertirse en un pensamiento guía a futuro. Se trata de que el autor de No se lo digas a nadie, conciente o inconcientemente, está girando la tuerca hacia lo que en un futuro mediato podría ser el escenario político nacional: trivialización del debate político, deliberación mediática de la política y personalización del liderazgo político en sujetos mediáticos. Todo ello encaja en lo que Giovanni Sartori denominó videopolítica, es decir, la incidencia de la televisión en los procesos políticos mediante una transformación radical del "ser político" y de la "administración de la política". Este fenómeno tiene larga data en todo el mundo, tanto en dictaduras como en democracias. Nuestra realidad no escapa a esta influencia. Tampoco podríamos afirmar que está empezando con Jaime Bayly. Lo que pienso es que este momento representa un punto de quiebre en la manera cómo se desarrollarán las elecciones futuras en un escenario donde los partidos políticos buscan establecer alianzas o intercambian o adquieren candidatos con popularidad emergente porque en sus canteras simplemente no los tienen.

Lo paradójico es que, a pesar de que todos tenemos claro que los medios hace tiempo establecen la agenda política, los partidos aún no caen en la cuenta de los recursos que deberían explotar para difundir sus proyectos (si los tienen) a sus potenciales electores. Si desde hace dos décadas tenemos la certeza del poder influyente de los medios en la formación e información de la opinión pública, ¿nos debe sorprender de que sea un famoso conductor de TV quien semana a semana vaya incrementando su aceptación en las encuestas aunque no haya oficializado su candidatura?

Si esta tendencia se consolida, tendremos que en las siguientes elecciones los partidos procederán de manera inversa a la tradicional, es decir, desde afuera hacia adentro y ya no de adentro hacia afuera. O sea, dejarán la pesada tarea de instruir políticamente a sus electores y acortarán camino mediante la selección oportunista de algún personaje que les ahorre la captación de votos. Y en eso, José Barba Caballero parece ser un visionario.

Dudo que Bayly llegue a ser presidente. No ha demostrado que pueda sobrevivir mucho a presiones intensas, sino más bien que sabe sopesar las circunstancias para decidir sus acciones. Critica el populismo chavista, pero recurre irresponsablemente al populismo cuando se trata de decidir la suerte del sentenciado Fujimori al punto que propone un referéndum para que la población decida su liberación. Se conduele del sufrimiento de los desposeídos y exige que se invierta más en educación y menos en armas, pero no se disculpa por las expresiones discriminatorias que pronunció cuando comentaba las deficiencias intelectuales de los seguidores de Humala "allá por encima de los 4.000 metros de altura". Se presenta como un demócrata, un defensor de la democracia liberal, pero es capaz de colocarse la camiseta naranja del Fujimorismo sin ningún reparo.

La candidatura de Jaime Bayly debe ser combatida con buenas ideas y lo más pronto posible. Ningunearlo o atacarlo solo incrementará su protagonismo. Lamentablemente, no hay alguien lo suficientemente audaz para desnudar las deficiencias de su posible candidatura. Le temen y cualquier candidato que desee inclinar la balanza a su favor debe tener las agallas suficientes de sentarse con él en su programa y confrontarlo. De lo contrario, no se sorprendan si en la siguiente encuesta lo miran hacia arriba.





7 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues Marco Arana ya se sentó frente a él y lo confronto: básicamente le dijo que para comenzar a discutir con él pues tiene que presentar un plan de gobierno. Me parece que es una buena manera de obligarlo a posicionarse. En cuanto a lo que menciona de librar una batalla “con buenas ideas” pues me temo que esta sea dura: dar batalla implica enfrentarse a él, a los medios y a las encuestadoras. Estas últimas sobre todo que demuestran poca seriedad cuando plantean como opción a Bayly. Él no es ni candidato y ha dicho que así se la puede pasar hasta diciembre… ¿Cuál es entonces el interés? Distraer, divertir, desviar la atención, cosas para las cuales Bayly es muy hábil. Al mismo tiempo, durante todo este tiempo puede servir de “termómetro político” para el fujimorismo, principalmente por su propuesta, hoy, matizada de indultar a Fujimori. Antes hablaba de que si llegase a la presidencia, lo amnistiaba y punto; hoy dice que eso iría en contra de la institucionalidad representada en el sistema de justicia y su fallo y eso hay que respetarlo. Así nos sale con lo del referéndum, pero incluso esta posición no tiene fundamento puesto que sobre qué bases se puede exigir un referéndum de esa naturaleza. Bastante retorcida su idea de la democracia. Una cosa es segura: de aquí a las elecciones va dar mucho que hablar este “insider” del actual modelo político y económico.
Saludos
Eduardo Malpica

Arturo C dijo...

Eduardo,

Hizo bien Arana en ir al programa, pero hubo un momento en que titubeo cuando le preguntaron sobre su vida personal (lo que no venia al caso pero que en nuestro pais a vece determina mucho). salio airoso pero si de verdad lo percibieran a Arana como una amenaza ten por seguro que le harian una campaña de demolicion como se la hicieron a Humala.

el combate de ideas debe venir de quienes mas ascendencia tienen en la opinion publica, lamentablemente, estan fuera de la TV. sin embargo, si lo ignoran va a crecer. Hay que desnudar sus inconsistencias. El madrugo a los candidatos sentando la agenda de debate. Ahora hay que hacer lo mismo de manera frontal.¿quièn lo harà?

Bayly esta jugueteando con las expectativas del electorado y sì tienes razón, hace espectàculo y su idea de democracia avergüenza.

Saludos,

Arturo

aldo dijo...

bueno, toledo ha pedido algo asi como una concertacion de centro derecha en el peru. ojala lo logre. lourdes para alcaldesa, ppk para presidente y toledo que pedira?

Letras del Sur dijo...

Yo tb espero que la idea de Toledo tenga acogida. Dudo que Castañeda se integre a esta propuesta por una cuestion de protagonismo: si es conciente del lugar que ocupa, no aceptara otro lugar que ser el lider de la virtual concertación, algo que el resto dudo que facilmente acepte.

Toledo sera el candidato de la concertación. PPK y Lourdes los veo con más cercanía a Toledo. Los socialdemocratas tambien apoyaran a Toledo (Yehude, Villarán, Arana).

Cuando Castañeda rechace la concertación nos daremos cuenta de que TENDRA AL FUJIMORISMO Y AL APRA COMO ESCUDEROS. Estoy casi seguro de que Castañeda ha recibido la propuesta del APRA de apoyarlo en un eventual cogobierno.

Toledo pedirá la presidencia.

aldo dijo...

ya esta cantada la postulacion de lourdes a lima. ojala no comete serios errores y pierda rochosamente. como sabemos hay casos de politicos que perdieron las elecciones presidenciales y optaron por cargos menores y luego con gran respaldo a su gestion ganaron las elecciones: Nixon, aunque perdio la gobernatura, supo volver a la contienda en un momento preciso y Jose Serra que es el rotundo favorito para ganar en Brasil este año.

Letras del Sur dijo...

la postulacion de Lourdes a la alcaldia se interpreta como un acto de resignación y de consecuencia con sus reales posibilidades. Si no hubiera dudado tanto (ese siempre ha sido su error) y no fuera tan lenta, posiblemente ya se hubiera conformado una alianza de centro que captara la atencion del electorado.

Sin embargo confio en que gane la alcaldia porque la terna Kouri Castañeda Alan es de mucho temer. Los dos primeros son los topos del aprismo.

Me hubiera gustado ver a Lourdes dentro de un hipotético gabinete de centro.

Anónimo dijo...

Me parece que se está priorizando el tema económico -pragmático por encima del moral. Toledo no puede ser Presidente por múltiples razones: un tipo que miente compulsivamente, que negó a su hija hasta el vértigo, que se valió de una familia aprendiz de mafiosa para robar los pellejos que el poder le daba, un tipo de esa calaña no puede ser presidente.
El problema es que se sigue con la tonta y mediocre idea de buscar el candidato menos malo, el que siga el modelo económico, porque si no retrocederos cincuenta años. Entonces, hay que luchar contra los títeres de Chávez (Humala, quizás Arana) y los contrasistema.

Lo que se debe promover no solo son programas, sino también representantes que puedan llevar el sello de la honestidad a la política. Ningún programa, por bueno que parezca o tenga la intención de serlo, triunfará con la corrupción. Es increíble que la hija del mafioso que se tiró seis mil millones de dólares del Perú esté liderando las encuestas.
El mono Bayly solo es el distractor del circo que montan los Kenyis y los Alan.

Solo la decencia y la moralidad sacará a nuestro país adelante.
¡Abajo Toledo, Alan Damián, Castañeda, Kuchi inski( que significa: el que todo se lo tira) !

¡Viva la nueva izquierda de Zapata, Humala, Villarán, Arana!

¡Abajo los diario vende- patrias: Correo, El COmercio, LA razón, La sin razón, EL Chino(por pornográfico) !
¡Viva La República, La primera(mneos Letts que es una buena bestia)


Saludos

y hasta más vernos.

Julian Puma Ochochoque
Dirigente popular de Sicuani

Posdata: está bacán este blogsito