jueves, enero 19, 2012

MOVADEF. LA ÚLTIMA BATALLA CONTRA EL TERROR




Charly Caballero

En su habitual Kolumna Okupa, Rocío Silva Santisteban sostuvo que el JNE no debe aceptar la inscripción del MOVADEF, pues «la democracia no puede permitir que un grupo de personas utilice los recursos de la democracia para fines antidemocráticos». Rocío fundamenta su postura invocándonos a no olvidar la violencia demencial de Sendero Luminoso, en contraste con los argumentos del MOVADEF que coloca el olvido como requisito para la reconciliación. Asimismo, advierte lo grave que sería para la democracia que los planteamientos de la agrupación liderada por Alfredo Crespo se materialicen una vez que hayan logrado obtener sus credenciales como partido político. Finalmente, señala que «convertir el Movadef en un partido legal sería simplemente convertirnos en una sociedad amnésica. Y en nuestro país olvidar el conflicto armado interno es inmoral». De ninguna manera es admisible olvidar. Hay que mantener viva la memoria de lo que sucedió para que las generaciones futuras tengan presente la historia. Pero no está en discusión el olvido de las tropelías cometidas por SL o las FFAA. La cuestión es otra: ¿se debe permitir la inscripción del MOVADEF como partido político? Al respecto, discrepo de la opinión de Rocío.

Si es que no se aplica una censura explícita contra esta agrupación en particular, no veo de qué manera se pueda justificar un impedimento para que se inscriban ante el JNE. Es decir, proceder del mismo modo que en el Fujimorato, promulgando leyes personalizadas o direccionadas abiertamente para favorecer o perjudicar a un individuo o grupo de personas. De proceder así, no habría diferencia entre la Ley MOVADEF y la Ley Colina, porque en ambos casos subsiste la idea de superar un impasse mediante una ley ad hoc. Con la misma determinación que nos opusimos contra la ley de amnistía a los integrantes del destacamento Colina, tendríamos que oponernos a una ley que impida la representación política a un colectivo civil, sea cual fuere el color de sus ideas. Si se legisla abiertamente para impedir que este grupo en particular logre su inscripción, pese a haber cumplido los requisitos que la ley le exige, estaremos sentando un precedente nefasto: el impedimento para que un grupo de ciudadanos que sostiene ideas que no compartimos (y tenemos razones de sobra para no hacerlo) logre una representación política. A igual razón, igual derecho. Con el mismo ánimo tendríamos que exigir que se retire la inscripción de los partidos fujimoristas, ya que algunos de sus líderes consideran que la política contrasubversiva aplicada durante el Fujimorato, la esterilizaciones forzadas, la amnistía del Grupo Colina, etc., fueron medidas muy acertadas y exitosas. Se requeriría no solo cambiar la legislación pertinente a la inscripción de partidos políticos sino una enmienda constitucional de mayor envergadura. Estimada Rocío, no es estúpido ni imbécil aceptar las reglas del juego democrático. Tanto a mí como a los cientos de lectores que te seguimos a través de La República o en Facebook nos indignan las demandas del MOVADEF; sin embargo, hay que confrontarlos con los recursos que nos brinda la democracia, esta endeble democracia que en los representativo cumple con la formalidad regular de elecciones periódicas, pero que en los participativo adolece de una gran desidia por parte de un sector de la población que observa con indiferencia aún nuestro pasado reciente, como los lamentables hechos que señalas en tu columna.


Si en El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Uruguay y Colombia se hubiera actuado tal como lo pide Rocío Silva Santisteban, el FMLN, el URNG, Tupamaros, FSLN, M19 y tantos otros posiblemente persistirían en la lucha armada ante del impedimento de ser admitidos como partidos políticos. El descrédito en el que cayeron estos movimientos guerrilleros los obligó a cambiar de agenda. En El Salvador el 2009, el FMLN colocó a Mauricio Funes en la presidencia, conformándose como la primera fuerza política del país. Una vez que depuso las armas y se desmovilizaron, el M19 obtuvo un notable respaldo popular en Colombia y participó de la Asamblea Constituyente de 1991. Y Mujica y Dilma Roussef jamás habrían sido elegidos presidentes si sus agrupaciones no lograban ser admitidas como partidos políticos. ¿Acaso no es mejor tenerlos a la vista y someterlos a una fiscalización constante que confinarlos al ostracismo?

La amenaza que se advierte respecto a un eventual escenario en que esta organización lograra representación política dejará de serlo en tanto como sociedad estemos alertas y dispuestos a combatir esas ideas que llevadas a la práctica nos dejaron cicatrices para toda la vida. La arremetida mediática contra el MOVADEF lo está fortaleciendo. Gracias a los dislates y a la falta de conocimiento del tema, Crespo viene saliendo victorioso y acumulando ganancias mediáticas. Por ello, es urgente que los intelectuales, la sociedad civil y la ciudadanía en general se manifieste contra las pretensiones de este grupo. Hay que hacerles saber mucho antes de que logren su objetivo, el repudio que sentimos no por su libertad ideológica, sino por el contenido de sus demandas. Si nos mantenemos como “indignados facebook” muy poco podremos hacer para asestar la derrota final de Sendero Luminoso que se librará, a mi modo de ver, en tres frentes: académico, político y mediático.



El MOVADEF no triunfará solo con obtener inscripción como partido político. Esta es una condición necesaria para sus propósitos, pero no suficiente. Requerirían de una vasta adhesión de militantes dispuestos a votar por un eventual candidato presidencial, congresista, alcalde, etc., capaz de sostener las barbaridades que su agrupación le exige: que Abimael Guzmán no fue ideólogo de un movimiento terrorista, que el PCP-SL no fue una organización terrorista, que no se puede calificar como terrorismo los atentados del PCP-SL, y la más descabellada de todas, exigir la amnistía general a los presos de SL, MRTA y FFAA. De otro lado, habría que precisar que el MOVADEF en este instante no es una organización ilegal. De lograr la inscripción, no estaría legalizándose, porque ya lo es. La batalla por la memoria no terminará ante una posible inscripción de esta agrupación. ¿Por qué tendría que ser así? Por qué tendríamos que resignarnos ante la amnesia inmoral si el MOVADEF es admitido como partido político por el JNE? ¿Es que la resistencia contra el olvido está condicionada al registro de una agrupación política? De ser así, ello no hablaría muy bien de quienes dicen defender la democracia.

Si se impide mediante una ley acorde a las circunstancias, la inscripción del MOVADEF, estaremos confinando al PCP-SL a la marginalidad política, donde siempre se sintieron muy cómodos, actuando desde la oscuridad. Allí son peligrosos. Tendrán el pretexto perfecto para despreciar nuevamente la democracia que ahora invocan como marco de referencia para defender sus demandas. Dirán que es una fachada de la burguesía, que la historia les dio la razón otra vez. Que las leyes en este país se cumplen para algunos y no para todos. Ahí sí deberíamos preocuparnos. Este es el momento de mostrarle a los resabios del terror lo que como sociedad estamos dispuestos a hacer. Hay que mostrarles el tamaño de nuestra indignación.


ENLACES DE INTERÉS

No a Sendero, no a MOVADEF - Desde el tercer piso

13 comentarios:

José Bellido Nina dijo...

Hola Arturo.

Con este artículo el informe final de la CVR se bota a la basura.


Un abrazo.

Arturo Caballero dijo...

hola José. De ninguna manera. EL IF CVR tien la importancia que le corresponde. Mi postura es particular: hay que liquidar política e ideológicamente a SL frente a la opinión pública. De lo contrario, si los confinamos a la oscuridad donde no podemos vigilarlos, tendrán más facilidad para actuar.

Los argumentos del MOVADEF son endebles no resisten un análisis serio. Pero todavía no sale una voz que categóricamente los desbarate o confronte con ideas. Ello urge.

José Bellido Nina dijo...

De acuerdo Arturo.

Pero la CVR también pone énfasis en la defensa de las instituciones democráticas y los derechos humanos, desde una postura confusa; sin embargo, no es necesario reconocer a Movadef como partido político, pues fundamentan su organización en el "pensamiento Gonzalo", y ésto es contrario al Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales. Por tanto, si se trata de defender un orden jurídico, sólo ésto se hará a través de normas jurídicas que respeten a las personas para la obtención del bien común, así como los procedimientos. Poner límites a movimiento como éstos no constituye ningún límite a la democracia; muy por el contrario.

Por ello, el artículo defiende a Movadef. Algo así como: "Reconozcamos a Movadef (caballo de Troya de PCP-SL) como partido político porque estamos en una democracia y en el debate público los derrotamos". Realmente esto no es posible, Arturo. Primero, la población no está formada intelectualmente para identificarse permanentemente con un partido político que reconozca y fundamente lo universal y se respete: derechos humanos. Segundo, la mentalidad de la mayoría de la población es utilitarista y pragmática. Tercero, el reconocimiento de los derechos fundamentales no es una prioridad que vea la población en cualquier sector que garantiza el Estado, sino lo ven de acuerdo al espacio donde desarrollan alguna actividad laboral. Cuarto, observando a los jóvenes, cualquier novedad (tipo PPK), es objeto de aprecio sin mediar crítica alguna; es decir, no ver sólo una esfera, como la económica, sino lo social, político, educación, moral, etc. Cuarto, ¿Cómo se pretende aceptar una organización como ésta si nuestros partidos políticos y sistema de partidos están en caos? Donde todo se maneja a intereses económicos o "a dedo".

Un grupo como Movadef tiene como estrategia el terror, donde el asesinato aleatorio para alcanzar el poder es su prioridad, en el que se defiende a asesinos y donde jóvenes en una estupidez sorprendente hablan de "presos políticos", "gran revolucionario", "defensor de los pobres" y tanta tontería más.

A mí me sorprende que personas de mi edad o menores no hayan leído aunque sea el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Si bien no comparto algunas cosas. Las descripciones y pensamiento de los terroristas es una paso para comprender el escenario pasado de terror y lo que pretende Movadef con sus arengas.

Movadef aún cuando no sea partido político tendrá carácter de asociación de ciudadanos que discuten su "pensamiento". Que lo hagan, pero de ahí pasar a partido político y convertir ese "pensamiento" en base para las políticas públicas al llegar al poder (gobierno nacional, regional o municipal), me parece ingenuo y sin memoria de quienes opinan a medias tintas.

Arturo, tú sabes mejor que yo cómo es PCP-SL-MOVADEF. Me sorprende que este artículo en tu blog haga una defensa de este grupo amparándose en la democracia (normas y procedimientos) y el debate público entre partido políticos para aceptar a Movadef. No le encuentro el sentido, sobre todo cuando repudias los crímenes y corrupción de Fujimori.


Un abrazo.

Arturo Caballero dijo...

el artículo defiende a MOVADEF sino el derecho a lograr una inscripción como partido si cumple los requisitos de ley. En el artículo menciono los casos en que movimientos guerrilleros de varios países lograron conformar grandes coaliciones políticas siguiendo el juego democrático donde no pueden patear el tablero.


A Al Fatah y Hamas pese a lo execrable de sus acciones terroristas no se los puede excluir del diálogo para la pacificación entre Israel y Palestina. Conformaron partidos políticos y se están viendo obligados a conceder mucho de lo que antes nunca imaginaron porque están relacionándose en otro registro.

Igual se debe plantear con el MOVADEF. Si patean el tablero se atienen a la ley y punto. Hasta el momento, no han violado la ley.

sobre 1. La poblacion no requiere una formación erudita para rechazar las propuestas del MOVADEF. Grosso modo el rechazo es unánime.

Sobre 2. Me das la razón. Esa lógica pragmática cortoplacista lleva a concluir que el pensamiento gonzalo es inviable.

sobre 3. Los DDHH no estan en la prioridad de la poblacion, pero a la vez la indignacion frente al MOVADEF es enorme. Ello no requiere mayor demostración o encuesta. Y no es porque el grueso de la poblacion admire el IF CVR, ni porque conozca bien el trabajo de las ONG sino por sentido comun. En grado mayor o menor todos nos vimos afectados por la violencia terrorista.

Sobre 4. dificulto que el MOVADEF impacte a la juventud de manera analoga al fenomeno PPK. Si ello ocurriera como sociedad seríamos complices por omision. por ello insisto que esta ocasion es un gran desafio ante la indiferencia historica de nuestra sociedad.

Sobre 5. Lo mismo. Es un desafío para que los partidos se reorganicen y dialoguen con la población. O sea porque estan desarticulados detenemos toda posibilidad de discusión?

El Movadef de lograr inscripción tendria que repensar sus propuestas ante el enorme rechazo y presion de la opinión pública.¿Cómo podrían lograr colocar presidentes regionales o alcaldes con semejante presión adversa?

Les vamos a dar el pretexto de sostener que esta democracia sigue siendo formal y excluyente? o vamos a insertarlos en el sistema para vigilarlos de cerca? Si actuan fuera de la ley como cualquier organización, se procederá conforme a ley.

Ojo: no defiendo al grupo, sino la confrontación abierta contra esta agrupación que si lo decidimos ya, ya no resistirían 15 minutos frente a alguien seguro de lo que dice.

Por mi parte yo me ofrecería a debatir contra cualquiera de ellos. Pero hay muchos otros que podrían hacerlo con mayor solvencia, pero siguen tras bambalinas.

José Bellido Nina dijo...

Hola Arturo.

Sí. Espero que no pateen el tablero porque su no inscripción espero que sea un hecho.

Un debate estaría interesante. Por ahora, los medios de información están difundiendo los horrores del terrorismo en nuestro país.


Un abrazo.

Arturo Caballero dijo...

Y hacen bien en difundirlo. Pero me preocupa la responsabilidad que le atribuyen a la CVR y a toda la izquierda respecto al resurgimiento del MOVADEF. La prensa de ultraderecha está aprovechando para desacreditar el IF y evitar su difusión.

un abrazo tb

José Bellido Nina dijo...

Hola Arturo.

La crítica a la CVR se centra en que la izquierda hizo su estudio calificando a los militares tan igual o peor que a los terroristas.

El premier Oscar Valdés ha denominado a eso "teatralización". En realidad tiene razón hay que ser cuidadosos con el IF, pues no es propio que no se aprecie lo que hicieron las fuerzas armadas y por qué lo hicieron.

Me llama la atención que se usa la expresión: "conflicto armado interno", cuando de acuerdo al derecho internacional humanitario ese concepto no se aplica a los terroristas.

Salomón Lerner explica que la denominación es porque se cometieron excesos en la guerra ¿en qué guerra no se cometen excesos? Por ello, ¿Voy a paliar lo que realmente pasó? Si se cometieron excesos se critica, pero cambiar conceptos, no le encuentro la razón. Tampoco como dice él, que usamos la expresión porque en otros países lo hicieron ¡Por favor! Veamos nuestro caso concreto.

La visión hacia las fuerzas armadas debe ser de defensores de nuestra Nación contra enemigos terroristas.

Yo también pienso que los ciudadanos y el gobierno han sido muy benevolentes con los terroristas. Tanto DD.HH. y ahí están otra vez con el mismo rollo.


Un abrazo.

Arturo Caballero dijo...

José. He buscado la cita que corresponda a lo que mencionas ("La crítica a la CVR se centra en que la izquierda hizo su estudio calificando a los militares tan igual o peor que a los terroristas".) No hay nada semejante a ello. En aras de la honestidad intelectual, te pido que señales en qué lugar del IF CVR se califica a los militares igual o peor que los terroristas. DE LO CONTRARIO TENDRÁS QUE RECTIFICARTE.

Las FFAA actuaron bajo mandato del Estado, pero ciertos elementos en ciertos lugares cometieron crímenes de lesa humanidad. A este personal debe juzgársele.

"Exceso" es una acción que ocurre pero que no fue calculada, no prevista. Lo que realizaron algunos miembros de las FFAA en varios lugares recurriendo a las mismas prácticas no puede ser un "exceso" pues fueron prácticas recurrentes y prolongadas. El exceso no es deseado por quien lo comete, pero si el exceso es frecuente y organizado se desnaturaliza la supuesta involuntariedad del acto. Putis fue exceso? Chungui fue un exceso? Huancasancos fue un exceso?
o sea si alguien llega ebrio a su casa todos los viernes y sabados del año es un exceso o es evidencia de un hábito pernicioso que conduce al alcohólico a beber con frecuencia? Vas a evaluar al que esporadicamente bebe y se emborracha con el alcohólico consuetudinario??

"La visión hacia las fuerzas armadas debe ser de defensores de nuestra Nación contra enemigos terroristas."
Esto es lo más irresponsable que has escrito, José.
Aquí estás mezclando el accionar de militares ejemplares que se opusieron a masacres y que hasta hoy reciben represalias y de criminales uniformados que desprestigian a las FFAA. ¿Te das cuenta de la magnitud de la barbaridad que has escrito? No distingues matices. Sé más prudente.

saludos

José Bellido Nina dijo...

Hola Arturo.

Hice ese comentario a partir de una entrevista a Salomón Lerner Febres que le hizo La República. Me quedo con esto: "No fue una guerra interna en absoluto. Nosotros usamos el término Conflicto Armado Interno, como se usó en diferentes comisiones de la verdad en el mundo. Pero en absoluto se trató de una guerra. No se puede enfrentar como guerra, legitimando como beligerante al enemigo, a través de actitudes que éticamente nos colocan en su situación", manifestó el filósofo". No sé si le falta alguna coma por ahí o interpreté mal. Te dejo el link: http://www.larepublica.pe/23-01-2012/ex-presidente-de-la-cvr-lo-que-ocurrio-en-el-peru-no-fue-una-guerra-civil

No, no es irresponsable, Arturo, porque no pretendo "tapar el sol con un dedo". Separo ambos elementos. No defiendo injusticias. Espero haberlo aclarado.


Un abrazo.

Arturo Caballero dijo...

Primer error, José: recurre a la fuente. Si haces una afirmación sobre el IF CVR debes basarte en el texto. Lo que señalaste ("La crítica a la CVR se centra en que la izquierda hizo su estudio calificando a los militares tan igual o peor que a los terroristas".) no corresponde en absoluto a ningún contenido del informe. ¿Puedes demostrar lo contrario, es decir, que en el IF CVR se califica a los militares tan igual o peor que a los terroristas? Si es así por favor consigna la cita. El IF CVR está disponible en la web. Si no, por favor, espero tu rectificación.

Tu anterior comentario acerca de las FFAA ("La visión hacia las fuerzas armadas debe ser de defensores de nuestra Nación contra enemigos terroristas.") sí es irresponsable porque NO ESTABLECES MATICES NI DISTINGUES ENTRE CRIMINALES Y GENTE QUE CUMPLIÓ UN DEBER DENTRO DEL ESTADO DE DERECHO. Recién en tu última intervención lo has aclarado, mas no así en tu primera intervención. Hasta antes de esta oportuna aclaración tu afirmación fue muy osada.

sobre la entrevista a Lerner en ninguna parte señala lo que afirmas ("que la denominación es porque se cometieron excesos en la guerra")

Saludos!

José Bellido Nina dijo...

Hola Arturo.

Vayamos a las fuentes.

1.- En un párrafo encuentro ésto: "La CVR ha identificado, pues, patrones de crímenes y violaciones de los derechos humanos perpetrados por las organizaciones subversivas y por las fuerzas contrasubversivas como parte de sus respectivas estrategias. Los tipos hallados y documentados son los siguientes: desapariciones forzadas; ejecuciones arbitrarias: asesinatos y masacres; torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes; violencia sexual contra la mujer; violación del debido proceso; secuestros y tomas de rehenes; violencia contra niños y niñas, y violación de derechos colectivos".

"Del lado del PCP-SL, su ideología condujo a aplicar tácticas sumamente violentas y brutales y lo hizo impermeable no sólo a elementales valores humanitarios, sino incluso, a los datos de la realidad. (...).
De lado de los agentes del Estado, estos percibieron el reto de reprimir a la subversión en democracia y respetando los derechos humanos como un obstáculo, y no como una forma de legitimidad... (p. 34)". También aúno las conclusiones de la CVR: 14, 24, 26, 27, 29/30, 34, 46, 57 y 58. En las que aprecio la relación de lesiones al derecho de los inocentes por parte de los terroristas, fuerzas armadas y policías. Actos considerados contra los derechos humanos o lesa humanidad. A mi consideración, actos que no diferencian a ambos, pues son crímenes. Siguiendo a Walzer y su principio de inmunidad del no combatiente. A consideración de Salomón Lerner Febres: "No se puede enfrentar como guerra, legitimando como beligerante al enemigo, a través de actitudes que éticamente nos colocan en su situación"; es decir, los mismos actos. Considerando que fueron estas ideas que permitieron establecer conceptos en el estudio para el IF CVR.

Para la CVR los derechos humanos son irrenunciables, inderogables e intangibles. Coincido con eso. En mi postura, los derechos naturales son el fundamento y límite de la democracia.

"La CVR llegó al pleno convencimiento de que los crímenes y violaciones de derechos humanos perpetrados por las organizaciones subversivas y por las fuerzas de seguridad del Estado estuvieron lejos de ser simples excesos; errores aislados y extraños a la conducta típica de los actores armados. Por el contrario, ellos reflejaron cursos de acción deliberados...(p. 34)". Considerando otro conceptos para la descripciones de las acciones y etapas de los mismo.

2.- Desde la moral, la virtud es un medio entre dos extremos; o sea, entre dos vicios. Por un lado, tenemos al exceso y por el otro el defecto.

La virtud de la justicia es dar a cada uno lo suyo. Esta virtud implica el respeto a la vida del otro. Un acto en sí mismo bueno, pues atenderá al bien del otro para su realización, aunque muchas veces el agente no actúe con la intención de hacer el bien, pero a la justicia le bastará el acto justo. La injusticia es todo lo contrario, así como lo injusto o lesión injusta es una vulneración al derecho del otro, su vida, por ejemplo.

Las acciones de los militares, policías y terroristas fueron en injusticia e injusta, pues vulneraron irreparablemente a personas inocentes ajenas a esta guerra contra el terrorismo. Obrar injusto que se extralimita en los derechos que creo tener con el otro. Esa acciones excesivas fueron deliberadas; es decir, se sabía que son malas, pero también queridas o desplegadas. Así el elemento cognitivo y volitivo se presentaron. Ésto no puede calificarse como error (falsa percepción de la realidad).

3.- Sobre "La visión a las fuerzas armadas...". Lo hice para rescatar a la instituciones y no a sus malos elementos, aunque "los justos pagan por los pecadores". Eso está aclarado.

4.- Sobre la entrevista. Es la interpretación que le doy, considerando los puntos 1 y 2.

Las citas las tome del texto Hatun Willakuy en su primera edición de 2004.


Saludos.

Arturo Caballero dijo...

José, todo lo citado por ti de la CVR coincide en condenar el accionar del PCP-SL. ¿En qué parte se califica a las FFAA "igual o peor que los terroristas? En esas mismas citas se encuentran evidencias de los crímenes cometidos por el PCP-SL y las FFAA. Tu razonamiento falla en atribuir una misma condición al subversivo y al militar "en abstracto". No pues, amigo, así no es. EL IF es claro en distinguir lo que después haz aclarado: que hubo militares que cometieron crímenes y otros que actuaron conforme a ley.

Un exceso es una acción no deseada,no? Ya pues la frecuencia de crímenes y los patrones que se repiten en diferentes lugares indican una sistematización para proceder de esa manera, pero ello no implica y esto por favor revísalo bien en el IF CVR que toda la institución sea criminal.

Cuando señalaste que el IF calificaba "a los militares tan igual o peor que a los terroristas", cometiste otro desliz que no has reparado ni siquiera citando el texto. Que el IF CVR distingue el accionar de los militares criminales de los que actuaron conforme a ley.

Siguiendo tu apreciacion por la cual el IF, supuestamente, iguala a militares y terroristas, entonces ¿cómo denominamos los crímenes cometidos por las FFAA?

Sobre la entrevista a Lerner debes enmendarte: una cosa es la interpretación que le des y otra muy diferente que le atribuyas una afirmación: "Salomón Lerner explica que la denominación es porque se cometieron excesos en la guerra ¿en qué guerra no se cometen excesos?" Lerner nunca dijo eso en la entrevista. Tu dijiste "explica" como si el directamente dijera eso y haz comprobado que no es cierto, sino que es tu particular interpretación.

con esto "Las acciones de los militares, policías y terroristas fueron en injusticia e injusta, pues vulneraron irreparablemente a personas inocentes ajenas a esta guerra contra el terrorismo. Obrar injusto que se extralimita en los derechos que creo tener con el otro. Esa acciones excesivas fueron deliberadas; es decir, se sabía que son malas, pero también queridas o desplegadas. Así el elemento cognitivo y volitivo se presentaron. Ésto no puede calificarse como error (falsa percepción de la realidad)." estoy de acuerdo.

Te invito a revisar tb la acotación que hace el IF CVR acerca de los términos "sistemático" y "generalizado" (p.32 y 33) de modo que notarás que en absoluto se compromete al íntegro de las FFAA.

Saludos

José Bellido Nina dijo...

Hola Arturo.

Lo revisé. La calificación se aplica para ambos bandos al calificar los actos ilícitos, pues el análisis a las fuerzas de seguridad del Estado establecido en el IF CVR son los mismos que los terroristas, ya lo cité. Permite que haga éste reiteración, pero quiero poner énfasis en el juicio que se hace en los actos para poder equiparar a terroristas y fuerzas de seguridad del Estado.

¿No se puede realizar una interpretación de lo que se dijo? No he faltado a la verdad. Si no se llama guerra, entonces denominemos conflicto armando interno ¿Por qué? Porque los militares cometieron las mismas actitudes que los terroristas (primer párrafo p. 34). Eso interpreto de Lerner Febres; además, he tomado a la virtud para ver los excesos.

Si algo puedo considerar es que no está Salomón Lerner Febres para aclarar lo que dijo o estableció en la CVR. Sería interesante un debate en torno a conceptos; sin embargo, estoy aprehendiendo con tus respuestas.

La CVR llama la atención porque generaliza al decir "fuerzas de seguridad del Estado", una clara alusión a las instituciones, y luego individualiza a los agentes cuando se habla de "generalizado" siguiendo un plan, "sistemático". Diríamos que hay mucho para interpretar en el documento.

Por eso considero, como muchos, que el documento del IF CVR debe ser tomado como fuente, pero no como única.


Saludos.